NUEVO INICIO

Todo el trabajo de los últimos años y lo que habíamos conseguido en nuestro viaje hacia la recuperación del tamaño original de las abejas se perdió el otoño pasado. Resulta muy frustrante y por eso quería contarlo, necesito quitármelo de encima para poder seguir adelante. No quiero que me siga consumiendo ni me quite más energías.
A finales de temporada, igual que al principio, se hace un tratamiento en las colonias para evitar el ácaro varroa, tratamiento que dependiendo de cual sea el manejo que se haga (ecológico, convencional, natural) será más o menos agresivo con las abejas. Nosotros ya habíamos hecho el nuestro, uno ecológico a base de propóleos, aceites esenciales y ácido oxálico natural. Uno que funciona muy bien, o al menos nos está funcionando muy bien. Pues bien, lo hicimos en nuestros dos colmenares del Trasmonte burgalés (los dos que teníamos hasta el momento) y nos fuimos a nuestra casa en Madrid.
Un par de semanas después, de vuelta al campo, descubro que las colmenas están infestadísimas de varroa. Imposible. Si habíamos hecho el tratamiento. Y cuando lo hicimos se veían pocos ácaros. Ahora no debería verse ninguno.
Imposible. No os hacéis una idea de lo que supone encontrarse con esto. Además del hecho de lo desagradable que resulta ver a tus abejas invadidas por un insecto que las consume, te entra una tristeza que te consume a ti. La impotencia es brutal.
Y es entonces cuando me entero de que alguien del ayuntamiento dejó entrar a un apicultor con cientos de colmenas y las colocó por todos lados, en terrenos privados, en monte público, en vaguadas. Hasta que los forestales vieron que estaba donde no debía y sin ningún permiso y le hicieron marcharse abriéndole un expediente.
Y entonces todo cuadra, este tipo debía traerlas sin tratar y además en condiciones terribles.
Ya había encontrado un nuevo lugar en la Sierra Norte de Madrid, así que me las llevé para allá corriendo, las que seguían vivas, y les hice un nuevo tratamiento, esta vez uno muy agresivo, con receta del veterinario. El tratamiento acabó con la varroa, esta primavera no había ni rastro. Pero para cuando lo hice ya era tarde, las abejas ya estaban muy débiles, el ácaro les chupa la sangre y las deja a merced de virus y bacterias. Un desastre.
Resultado, perdimos la mayoría de las colmenas y las que aguantaron han empezado la primavera con poca población.

Así que empezamos de nuevo, desde cero. Con colmenas pequeñas y nuevos enjambres que compramos para reemplazar a los perdidos.

Un montón de abejas muertas y mucho tiempo perdido por culpa de un apicultor desaprensivo.
Hace poco me he enterado de que las colmenas eran de un valenciano que le pidió a un burgalés amigo que se las colocase en algún lado. El valenciano al parecer no pertenece a ninguna asociación apícola, no registra sus actividades y no realiza tratamientos a sus abejas. Vamos, un tipo al que lo único que le importa es sacar miel. Puede que haga como los big ones yanquis, que meten las colmenas enteras a los extractores para sacar hasta la última gota, matando a sus abejas, luego compran nuevas colmenas que alimentan durante el invierno con jarabe de azúcar blanco. Puede que incluso compre colmenas robadas, alguien tiene que hacerlo, se roban muchas cada año. Puede que sea el demonio. Un cabrón que camina sobre sus dos patas traseras.
O quizá sólo sea un inconsciente.

El caso es que ha provocado que este 2015 sea el año en que Trasmonte empieza. De nuevo. Con nuevos planteamientos. Desde cero.

 

Nuestra grandeza no radica tanto en la capacidad de rehacer el mundo como en la de rehacernos a nosotros mismos.
-Gandhi

 

Deja un comentario

En los colmenares de Trasmonte trabajamos por la recuperación de la abeja pequeña.

Cada año producimos una pequeña cantidad de miel que vendemos para financiar nuestra labor. También trabajamos por la legalización e introducción de la apicultura urbana.

Puedes seguir nuestras actividades en instagram y a través de nuestra newsletter, contactarnos por mail y, aún mejor, apoyarnos con una donación via paypal.

Puedes ver lo que hacemos viniendo a alguna de nuestras visitas guiadas, tanto en Burgos como en Madrid.

Parche – Patch

BEE LOVE

En Trasmonte hemos hecho unos parches para que puedas lucir con orgullo tu amor a las abejas y para que te luzcas tú por la calle.
Muestra al mundo tu apoyo a la incansable labor de estos animalitos.
/
Let the world know that you stand for the bees and truly love them with these embroidered patches. Seguir leyendo »

Tienes las mieles de este año a la venta en Planthae.

Y si Madrid te pilla a trasmano te las enviamos por correo.

Seguir leyendo »

Comienza el año: enero

Queridos amigos,
Tengo una guía de apicultura con un calendario de actividades por meses. Para enero propone varias cosas, vamos a ver si he hecho todas Seguir leyendo »

¡Abejarucos!

Ya tenía preparados los trajes nuevos y los guantes para los padrinos de las colmenas, el ahumador, los banderines de colores, la señalización al colmenar, las fechas de visita óptimas. Ya están puestos los nombres que han elegido los padrinos en las colmenas con un vinilo amarillo muy melífero. Me había hecho a la idea de llevarles al colmenar aunque todo esté muy seco. Estaba preparada la cabaña donde explicar con una colmena de observación cómo viven las abejas. Todo listo.

Seguir leyendo »

URBAN BEEKEEPING / HELP NEEDED

Here at Trasmonte want to be also urban beekeepers.
That’s why we ask for your help.

We are trying to gather all the info we can find about how safe and awesome is having bees in the city. Then we’ll go and talk with the Mayor in Madrid. She has got the power to allow urban beekeeping, and we want her to say YES.

Please, if you know about a document, article, paper, whatever, that you think could help, please, send it to us. The girls, the queen and me would thank you.

‪#‎urbanbeekeepingnow‬

Seguir leyendo »

Avances en el colmenar de los padrinos.

Estos han sido hasta el momento los trabajos realizados en el colmenar de la Sierra Oeste donde están las colmenas que forman parte del programa de apadrinamiento de Trasmonte.

Los avances.

Lo primero fue obtener las líneas y nodos de la red Hartmann. Resulta sencillo si estás conectado contigo mismo, así que supongo que yo no estaba tan desalineado como pensaba, quizás sólo un poco desplazado a un lado. Con la mente tranquila y pensando en la red, avanzas por la zona de campo elegida con las varillas en paralelo, como un zahorí, y se van cruzando sobre tu pecho cada vez que cruzas una línea. Sabiendo su orientación N/S y E/O, es fácil replantearlas sobre el terreno. Decidí colocar las colmenas por parejas, cada una de ellas sobre un nodo y todas sobre la misma línea, mirando hacia el sur. Seguir leyendo »

NUEVO INICIO

Todo el trabajo de los últimos años y lo que habíamos conseguido en nuestro viaje hacia la recuperación del tamaño original de las abejas se perdió el otoño pasado. Resulta muy frustrante y por eso quería contarlo, necesito quitármelo de encima para poder seguir adelante. No quiero que me siga consumiendo ni me quite más energías. Seguir leyendo »

Marina Marchese, sumiller de miel

Queremos compartir una entrevista que hemos encontrado en la web de NYC Honey Week, una conversación la sumiller de miel, apicultora y diseñadora Marina Marchese creadora del proyecto Red Bee Honey y fundadora de The American Honey Tasting Society. Después de leerla, encontramos tanta información interesante, que decidimos traducirla al castellano y compartirla en el blog. Así que disfrutad de la lectura. Seguir leyendo »