Entrevista a Grande / Grande’s interview

En el post anterior ya hablamos ligeramente de la enorme figura de Grande, el autor de la rotulación e icono de TRASMONTE. Como no nos parecía suficiente le hemos hecho una entrevista, para que quede claro de con quién nos asociamos.

TR – Bueno, pues cuéntanos, preséntate para los que no te conocen.
GR – ¡Hola! Mi nombre es Grande (bueno, no es ese pero a veces firmo como tal) y me dedico a intentar hacer al día el mayor número de cosas que me gustan; eso incluye hacer fotos, diseñar portadas de discos, instalar cosas en sitios; hacer ruido o pensar en cómo hacerlo, grabar vídeos, ver vídeos; caer sin hacerme daño, recortar y pegar, ver a mis amigos llegar donde querían, descubrir lo extraordinario en lo ordinario, viajar con gorilas… y por supuesto dibujar letras para mí y mis amigos. El nombre de Grande está más relacionado por tanto con una idea de crecimiento infinito más que de grandeza en sí… en su momento pensé que era fácil de recordar. Ahora paso largas temporadas entre España y Suecia, con vistas a un futuro nómada montando un caballo con wifi.

TR – ¿Cómo dibujaste las letras?
GR – A mano. Desde el principio tenía la idea de algo más bien crudo y un poco anti logo; legible pero que no se leyera de un tirón. Quería dibujar las letras como me imaginaba los parajes donde estarían las colmenas, como si estuviera andando por el monte… así que me bajé a un parque salvaje cerca del mar a andar; dibujando en movimiento con guantes, pincel auto recargable y un frío que pela. Quiero creer que la gente ve cómo se esconden las “tras” unas de las otras o van de la mano mientras que el “Monte” se escala a sí mismo sobre una silueta de cordillera. A mí me gusta la imperfección del conjunto y que a tí te gustara a la primera.

TR – Me enamoró… ¿Un proyecto presente o futuro que te tenga entusiasmado?
GR – ¡Tengo un montón! Suelo apuntar todas las ocurrencias que me van pasando por la cabeza y si no me he aburrido de ellas pronto, intento llevarlas a cabo. A veces tardo horas y otras veces años, pero bastantes, aunque sean variaciones, acaban saliendo. Ahora estoy trabajando en unos vídeos de un proyecto que hice con sordo-ciegos en Zagreb, una serie de altares homemade, el disco de Wild Honey que saldrá en un par de semanas y toda la gira del Weird International, que ojalá se extienda y pueda viajar a alguna de sus sedes. También sueño con unas invasiones multitudinarias de animales y humanos en estampida por diferentes ciudades y que empezaré a testar ahora su parte más mecánica. La edición de un fanzine de retratos por la espalda, otro disco, un cartel y una nueva colección de publicaciones en formato muy especial (en colaboración con Ed. Puré) que será mi (re) estreno como editorial. También tengo idea de tocar música de algún modo, pero este es de los proyectos que me tomo con más calma.

TR – ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? Aquello que te produce más felicidad.
GR – Infinidad de razones. Una y casi la principal es por la cantidad de veces que puedo hacer cosas por primera vez. Creo que estoy enganchado a esa idea de pionerismo, ese instante justo antes y/o justo después de hacer algo, ver o estar en un sitio por primera vez… Esa pérdida de virginidad constante me permite no aburrirme en la constancia y seguir hambriento y con ganas. También la libertad para moverme y viajar, conocer a tanta gente que te alimenta, levantarme sin despertador y sentir que soy el dueño de mi tiempo. Prácticamente todos los días pienso en ello y me siento afortunado. Muy afortunado.

TR – ¿Qué te lleva a hacer proyectos con/en la naturaleza?
GR – La verdad es que siempre he sido y me he sentido muy de ciudad y hasta hace relativamente poco he empezado a ver la naturaleza como parque de juegos. Debe ser la edad o el hartazgo o las ganas de “reset” general… pero es ahora pasando temporadas en Suecia, viviendo cerca de bosques y frente al mar lo que me hace tenerla más presente y sentirla como más propia e imprescindible.
En todos los proyectos “outdoors” me he encontrado en algún momento casi a la deriva, forzado a manejar situaciones inesperadas y a improvisar sobre el terreno. También te obliga a dar con lo esencial en menos tiempo, te acelera los procesos porque las condiciones físicas o ambientales no te permiten malgastar el tiempo. En un proyecto de vídeo (Las Cumbres) me fui a hacer un curso de iniciación polar a Noruega sólo para grabar planos de una bandera en paisajes helados. Cuando la gente paraba para descansar y comer frutos secos, yo sacaba la bandera y me ponía a grabar. Las paradas eran contadas y de unos minutos, así que tu cerebro se adapta y te cambia el hambre por la adrenalina. Para otra bandera del mismo proyecto, o grabas rápido o te anochece en medio del Death Valley y la segunda opción creo que motiva lo suficiente como para sacarlo adelante de una manera rápida y eficaz.
Por último la naturaleza o los “outdoors” casi son sinónimo de “site specific”. Llegas, encuentras material y te adaptas, y al final saldrá algo que no esperabas, ya sea un altavoz en forma de cohete en medio del desierto o un buen susto diluviando en un bosque holandés… La falta de medios, electricidad o acceso reducido a multitud de cosas creo que potencia en vez de limitar.

TR – ¿Te habías relacionado antes con abejas y apicultores?
GR – Nunca. De pequeño me llevaron a una granja escuela que tenía de todo menos abejas y solo las conozco a través de los documentales que ponían en la tele después de comer (más adelante, internet). De los apicultores siempre me quedo con los trajes. Los apicultores siempre los veo como astronautas de pueblo.

TR – Me gusta eso de ser un astronauta de pueblo… Tanto Elena como yo conocemos a muchos artistas debido a nuestros otros proyectos o anteriores trabajos, así que resultó una cosa natural que quisiéramos comenzar una colaboración con los que más queremos. Tú vas a ser el primero, este verano, el pionero del PROGRAMA DE ARTE DE TRASMONTE ¿Nos adelantas algo (o todo) de las cosas que quieres hacer?
GR – No puedo contar mucho de lo que quiero hacer porque aún tengo ideas muy vagas sobre el proyecto. En líneas generales me encantaría investigar sobre las líneas Hartmann que descubrí en este mismo blog, que me tienen fascinado. Me gustaría hacer una instalación con imanes o similar, pero muy probablemente creo que irá por trabajar con superficies, video proyecciones y cuadrículas del amigo Hartmann. Algo físico y en movimiento, un magnetismo sobrenatural y luminoso… que ocurra por la noche y que de un poco de miedo. También me gustaría pintar letras, ya por la mañana, en las colmenas o en la valla de la entrada. Y esconder palabras o frases en piedras, dormir al aire libre y hacer fuego. Ya veremos en qué acaba todo, pero a mí me pillará dentro de un traje de apicultor, eso seguro.

/

In the latest post we talk slightly about the huge figure of Grande, the author of the lettering and icon of TRASMONTE. As we felt that it wasn’t enough we have interviewed him, just to make clear who we associate with.

TR – Well, tell us, introduce yourself to those who don’t know you.
GR – Hello! My name is Grande (well, actually it isn’t but sometimes I sign with it) and I am devoted to try to do each day as many things I love as I can; that includes taking pictures, designing record covers, making installations; making noise or thinking on how to do it, recording videos, watching videos; falling without hurting, cutting and pasting, seeing friends reach where they wanted to, discovering extraordinary in ordinary, traveling with gorillas… and, of course, drawing letters for my and my friends. The name Grande is consequently more related with an idea of infinite growing than with greatness itself… I also thought it was easy to be remembered. Now I spend long periods of time between Spain and Sweden, seeking for a nomad future riding a horse with wi-fi.

TR – How did you draw the letters?
GR – By hand. Since the beginning I had the idea of something somehow raw and a little anti logo; legible but not readable at a sight. I wanted to draw the letters as I imagined the spots where the beehives would be, as if I where walking down the scrubland or the wilds… so I went for a walk in a wild park close to the sea; drawing in movement, with gloves, self refillable brush and a an icy cold. I want to believe that people see how the “tras” hide one from another or walk hand in hand, while the “Monte” climbs itself over the silhouette of a mountain chain. I like the imperfection of the whole and that you liked it at first glance.

TR – I did love it… A present or future project you are thrilled with?
GR – I’ve got a lot of them! I use to write down all the ideas that cross my mind and if I don’t get bored of them soon I try to carry out them. Sometimes this takes me a few hours, sometimes years, but most of them, even being variations, end up going on. Now I am working on the videos of a project I did with deaf-mutes in Zagreb, a series of homemade altars, the new Wild Honey record to be released in a couple of weeks and all the Weird International tour, that I wish it expands and I could visit one of its venues. I also dream with multitudinous animal and human invasions, an stampede in different cities that I am beginning now to test in its mechanical side. The edition of a fanzine with portraits from behind, another record cover, a poster and a new collection of publications in a very special format (in collaboration with Puré Ed.) which will be my (re) first time as a publishing house. I also have the idea of playing music somehow, but this is one of the projects that I take easily.

TR – What do you love the most from your work? That what brings you more joy.
GR – An infinity of reasons. One and maybe the main is because of the number of times that I can do things for the first time. I think I am stuck to that idea of pioneer, that instant just before and/or just after doing something, seeing or being in a place for the very first time… That continuos loss of virginity allows me not to be bored and to keep on being hungry and willing. Also the liberty to move and travel, meet lots of people that feeds you, wake up without alarm and feel that I am the owner of my time. Mostly all days I think of it and feel fortunate, very fortunate.

TR – What moves you to work with/in nature?
GR – The truth is that I have always felt like a city guy and it has been recently that I start to watch nature as a kind of playground. It could be the age or the tiredness or the desire of a general reset… but is right now spending time in Sweden, living near forests and in front of the see that makes me be more conscious of nature and experience it personally.
In all my outdoor projects I have experienced in some moment a sensation of drift, dealing with unexpected situations and having to improvise in the ground. You are force to find the essential in less time, the processes speed up because the physical or environmental conditions don’t allow you to waste time. For one of my video projects (The Peaks) I took a course of polar initiation in Norway to record some scenes of a flag in frozen landscapes. When people stoped to have a rest and eat some nuts, I took out the flag and started to record. We didn’t have to many rests (no minutes either), so your brain get used to the situation and change the hunger into the adrenaline. For another flag of the same video project, you record fast or it gets dark in the middle of Death Valley, and this option motivates me enough to do it in a rapid and effective way.
To me, nature or outdoors are synonym of site specific. You arrive to the place, find material and adapt, and finally something will blow up that you don’t expect. It could be a loudspeaker in the shape of rocket in the middle of the desert or a huge shock raining in a Dutch forest… I think that the lack of means, electricity or access to stuff, reinforce your imagination instead of diminish it.

TR – Have you ever been related before with bees and beekeepers?
GR – Never. When I was a child they took me to a farm where they have all kind of animals apart from bees. I only know them from the TV documentaries that were showed on TV after lunch time (and now thanks to Internet). From the beekeepers, I choose the costumes. They look like rural cosmonauts.

TR – I love the idea of being a rural cosmonaut… Both Elena and me know a lot of artists because of our other or previous works and projects, so it felt natural to us to start a collaboration with those we love the most. You will be the first one, this summer, to pioneer the TRASMONTE ART PROGRAMME. Could you advance us something (or the whole) of what you are thinking to do?
GR – I can’t tell you too much about what I want to do because I have a few vague ideas. I will love to investigate about Hartmann lines; I discovered them in this blog and they have me fascinated. I will enjoy to make an installation with magnets or something similar, but probably I will work with surfaces, video projections and the grids of the friend Hartmann. Something physical and in movement, a supernatural bright magnetism… that takes place at night and scares a bit. I will also like to paint some letters in the beehives or in the enter fence. And to hide words and phrases in stones, sleep outdoors and build a fire. We will see how it ends, but it will catch me inside a beekeeper’s costume, that’s for sure.

Grande en tres links / Grande in three links:
Gráfico / Graphic: www.grandegraphix.com
Arte / Art: www.pabloserretdeena.com
Gorilas / Gorillas: www.oscilloscography.blogspot.com

Deja un comentario

En los colmenares de Trasmonte trabajamos por la recuperación de la abeja pequeña.

Cada año producimos una pequeña cantidad de miel que vendemos para financiar nuestra labor. También trabajamos por la legalización e introducción de la apicultura urbana.

Puedes seguir nuestras actividades en instagram y a través de nuestra newsletter, contactarnos por mail y, si quieres, apoyarnos adoptando una colmena o con una donación via paypal.

Puedes ver lo que hacemos viniendo a alguna de nuestras visitas guiadas, tanto en Burgos como en Madrid.

Adopta una colmena / Adopt a beehive

Apóyanos en nuestra labor de recuperación de abejas pequeñas y felices adoptando una colmena durante un año. Con tu aportación financiaremos el equipo e infraestructura necesarios para que las abejas vuelvan a tener su tamaño natural y sean de nuevo seres autónomos y vitales.
/
Support us to continue our labour of small and happy bees recovery adopting a beehive throughout a year. With your economic contribution we will finance all the equipment and infrastructure required for helping bees recovering their natural size and become again autonomus and full of life beings.  Seguir leyendo »

Tienes las mieles de 2017/18 a la venta en Planthae, Santa Kafeina y por correo.

Porque si Madrid te pilla a trasmano te las enviamos por correo.

Seguir leyendo »

Ahora también hacemos sodas.
Y se llaman Jai Alai.

Ya puedes tomarlas en Hola Coffe, en Santa Kafeina y en Misión Café, en Madrid.

Seguir leyendo »

Nueva temporada

VISITAS AL COLMENAR

Con la primavera y el buen tiempo comienza la actividad de la temporada para las abejas y volvemos a poner en marcha las visitas al colmenar.

A partir de ahora todos los fines de semana tienes la posibilidad de enfundarte un traje de apicultor, ponerte los guantes, encender el ahumador y sumergirte en el fascinante mundo de estas bellezas.

Seguir leyendo »

Parche – Patch

BEE LOVE

En Trasmonte hemos hecho unos parches para que puedas lucir con orgullo tu amor a las abejas y para que te luzcas tú por la calle.
Muestra al mundo tu apoyo a la incansable labor de estos animalitos.
/
Let the world know that you stand for the bees and truly love them with these embroidered patches. Seguir leyendo »

Comienza el año: enero

Queridos amigos,
Tengo una guía de apicultura con un calendario de actividades por meses. Para enero propone varias cosas, vamos a ver si he hecho todas Seguir leyendo »

¡Abejarucos!

Ya tenía preparados los trajes nuevos y los guantes para los padrinos de las colmenas, el ahumador, los banderines de colores, la señalización al colmenar, las fechas de visita óptimas. Ya están puestos los nombres que han elegido los padrinos en las colmenas con un vinilo amarillo muy melífero. Me había hecho a la idea de llevarles al colmenar aunque todo esté muy seco. Estaba preparada la cabaña donde explicar con una colmena de observación cómo viven las abejas. Todo listo.

Seguir leyendo »

URBAN BEEKEEPING / HELP NEEDED

Here at Trasmonte want to be also urban beekeepers.
That’s why we ask for your help.

We are trying to gather all the info we can find about how safe and awesome is having bees in the city. Then we’ll go and talk with the Mayor in Madrid. She has got the power to allow urban beekeeping, and we want her to say YES.

Please, if you know about a document, article, paper, whatever, that you think could help, please, send it to us. The girls, the queen and me would thank you.

‪#‎urbanbeekeepingnow‬

Seguir leyendo »