Avances en el colmenar de los padrinos.

Estos han sido hasta el momento los trabajos realizados en el colmenar de la Sierra Oeste donde están las colmenas que forman parte del programa de apadrinamiento de Trasmonte.

Los avances.

Lo primero fue obtener las líneas y nodos de la red Hartmann. Resulta sencillo si estás conectado contigo mismo, así que supongo que yo no estaba tan desalineado como pensaba, quizás sólo un poco desplazado a un lado. Con la mente tranquila y pensando en la red, avanzas por la zona de campo elegida con las varillas en paralelo, como un zahorí, y se van cruzando sobre tu pecho cada vez que cruzas una línea. Sabiendo su orientación N/S y E/O, es fácil replantearlas sobre el terreno. Decidí colocar las colmenas por parejas, cada una de ellas sobre un nodo y todas sobre la misma línea, mirando hacia el sur.

El siguiente paso consistió en pedir prestada la furgoneta de mi tío (estoy mirando con mi padre para hacernos con una VW Transporter 3, la clásica hippie en su versión de los 90), cargarla con palets de madera de pino soriano comprados en Soria y llevarlos hasta el colmenar. Estos palets son la base para cada pareja de colmenas.

Otro viaje más y llevamos las cajas vacías a la espera de sus ocupantes.

Me olvidaba, antes estuve con mi padre raspando por dentro cada una de ellas y quemándolas con una candileja para evitar organismos indeseados.

Y por fin llegaron las colmenas.

O núcleos, para ser más exactos.
Una colmena tiene 10 cuadros -o panales- en cada caja. Cuando se crea una colmena nueva, se hace con cinco cuadros y se le llama núcleo. Luego es trabajo del apicultor ir añadiendo los cinco cuadros restantes, de uno en uno, por pares o de golpe. Un núcleo está formado por tres cuadros con cría y dos cuadros, que van a los extremos, con polen y miel.

Pues eso, que a primeros de junio por fin estuvieron listas las colmenas. De nuevo pedimos la furgoneta de mi tío y fuimos a Guadalajara a recoger estas abejas de la Alcarria. Teodoro, todo un personaje, llevó a mi padre por unos caminos por los que no iría ni una moto de cross, hasta uno de sus colmenares. Allí estaban nuestros núcleos junto con otros cien más (!). Sellaron los que estaban en peores condiciones para evitar fugas a lo Steve McQueen, y las cargaron en la furgoneta. Luego me uní a mi padre a mitad de camino y las llevamos hasta su nuevo hogar. Como siempre, un trabajo nocturno, a la luz de la luna y acompañados de los trinos de los pájaros. Es increíble que canten tanto o más que durante el día.

Un par de días después, cuando ya estaban hechas a su nuevo emplazamiento, tocaba hacer el movimiento de los cuadros desde los portanúcleos a las colmenas definitivas. Fue un buen momento para ver qué es lo que habíamos comprado. Enjambres sanos y nuevecitos, reinas jóvenes poniendo huevos como si no hubiera un mañana, y abejas metiendo polen sin tregua para criar a sus nuevas hermanas. Una mañana entera moviendo cuadros, mirándolos al trasluz, sonriendo, pasando mucho calor y rodeado de abejas curiosas y tranquilas.

Desde entonces y hasta ahora, les he añadido tres cuadros a cada una. A los cuadros les he puesto láminas con dibujo prensado de celdillas de 5.1mm de ancho. Ésta es una dimensión intermedia entre los 5.4mm en los que viven la inmensa mayoría de abejas comerciales actuales, y los 4.9mm ideales en los que vivían hasta que se decidió que cuánto más grandes mejor. El plan es ir retirándoles, uno a uno, los cuadros de 5.4mm, e ir sustituyéndolos por los de 5.1mm hasta que los 10 cuadros de la colmena sean de 5.1mm. En ese momento tendremos abejas ‘medianas’. Lo siguiente será ir sustituyendo éstos por los de plástico de 4.9mm. Y cuando ya sean ‘pequeñas’, iremos quitando los cuadros de plástico y metiendo cera estampada de 4.9mm. Y cuando hayan aprendido a estirar ésta, les pondremos cuadros vacíos para que construyan sus propios panales ‘pequeños’ desde cero. Total nada

Voy a ponerles ya los nombres a las colmenas. Los padrinos han elegido un nombre para sus colmenas y los pondremos en cada una con unas bonitas letras de vinilo.

Lo siguiente será hacer las visitas los fines de semana a partir de septiembre. Así no pasaremos tanto calor y las chicas habrán tenido más tiempo para trabajar y crecer.

 

52b2c859-9fc8-4966-bfbc-7793bbf6138d

P.D.: Éstas de aquí arriba son las chicas cuidando de las larvas y huevos que serán sus hermanas.

 

 

Deja un comentario

En los colmenares de Trasmonte trabajamos por la recuperación de la abeja pequeña.

Cada año producimos una pequeña cantidad de miel que vendemos para financiar nuestra labor. También trabajamos por la legalización e introducción de la apicultura urbana.

Puedes seguir nuestras actividades en instagram y a través de nuestra newsletter, contactarnos por mail y, si quieres, apoyarnos con una donación via paypal.

Puedes ver lo que hacemos viniendo a alguna de nuestras visitas guiadas, tanto en Burgos como en Madrid.

Nueva temporada

VISITAS AL COLMENAR

Con la primavera y el buen tiempo comienza la actividad de la temporada para las abejas y volvemos a poner en marcha las visitas al colmenar.

A partir de ahora todos los fines de semana tienes la posibilidad de enfundarte un traje de apicultor, ponerte los guantes, encender el ahumador y sumergirte en el fascinante mundo de estas bellezas.

Seguir leyendo »

Parche – Patch

BEE LOVE

En Trasmonte hemos hecho unos parches para que puedas lucir con orgullo tu amor a las abejas y para que te luzcas tú por la calle.
Muestra al mundo tu apoyo a la incansable labor de estos animalitos.
/
Let the world know that you stand for the bees and truly love them with these embroidered patches. Seguir leyendo »

Tienes las mieles de este año a la venta en Planthae.

Y si Madrid te pilla a trasmano te las enviamos por correo.

Seguir leyendo »

Comienza el año: enero

Queridos amigos,
Tengo una guía de apicultura con un calendario de actividades por meses. Para enero propone varias cosas, vamos a ver si he hecho todas Seguir leyendo »

¡Abejarucos!

Ya tenía preparados los trajes nuevos y los guantes para los padrinos de las colmenas, el ahumador, los banderines de colores, la señalización al colmenar, las fechas de visita óptimas. Ya están puestos los nombres que han elegido los padrinos en las colmenas con un vinilo amarillo muy melífero. Me había hecho a la idea de llevarles al colmenar aunque todo esté muy seco. Estaba preparada la cabaña donde explicar con una colmena de observación cómo viven las abejas. Todo listo.

Seguir leyendo »

URBAN BEEKEEPING / HELP NEEDED

Here at Trasmonte want to be also urban beekeepers.
That’s why we ask for your help.

We are trying to gather all the info we can find about how safe and awesome is having bees in the city. Then we’ll go and talk with the Mayor in Madrid. She has got the power to allow urban beekeeping, and we want her to say YES.

Please, if you know about a document, article, paper, whatever, that you think could help, please, send it to us. The girls, the queen and me would thank you.

‪#‎urbanbeekeepingnow‬

Seguir leyendo »

Avances en el colmenar de los padrinos.

Estos han sido hasta el momento los trabajos realizados en el colmenar de la Sierra Oeste donde están las colmenas que forman parte del programa de apadrinamiento de Trasmonte.

Los avances.

Lo primero fue obtener las líneas y nodos de la red Hartmann. Resulta sencillo si estás conectado contigo mismo, así que supongo que yo no estaba tan desalineado como pensaba, quizás sólo un poco desplazado a un lado. Con la mente tranquila y pensando en la red, avanzas por la zona de campo elegida con las varillas en paralelo, como un zahorí, y se van cruzando sobre tu pecho cada vez que cruzas una línea. Sabiendo su orientación N/S y E/O, es fácil replantearlas sobre el terreno. Decidí colocar las colmenas por parejas, cada una de ellas sobre un nodo y todas sobre la misma línea, mirando hacia el sur. Seguir leyendo »

NUEVO INICIO

Todo el trabajo de los últimos años y lo que habíamos conseguido en nuestro viaje hacia la recuperación del tamaño original de las abejas se perdió el otoño pasado. Resulta muy frustrante y por eso quería contarlo, necesito quitármelo de encima para poder seguir adelante. No quiero que me siga consumiendo ni me quite más energías. Seguir leyendo »